29 sept. 2013

10 respuestas a 10... “¿y si…?” que amargan la vida de un escritor (PARTE 1)


¿Y si pudiera encontrar más tiempo para escribir?, ¿y si lo dejo todo y me dedico solo a escribir?, ¿y si pudiera controlar lo que dicen de mí en Internet , ¿y si enviara mi novela a todas las editoriales que publican romántica?, ¿y si mato a mi protagonista a mitad de la novela?, ¿y si no estuviera en el camino correcto?, ¿y si mis lectores descubre la trampa antes de tiempo?, ¿y si no soy lo que parezco?, ¿y si mi prota no parece creíble?, ¿y si me sobran (o me faltan) personajes?

No sé si te ha sucedido a ti, pero la gente que me rodea y me quiere sabe descubrir el momento exacto en que me pongo a trabajar en una novela. “¿A que ya estás enredado en algo nuevo?”, me dicen. Y es que mi cara lo refleja todo. Una mezcla de alegría, pena y fin del mundo. Porque no sé a ti, pero a  mí escribir me produce tanto placer como dolor.

Hablando con otros colegas, amigos y amigas que se dedican a la novela en general o a la narrativa romántica en particular, he recopilado para este artículo 10 ¿Y si…? que nos asaltan y nos amargan a todos. Y he buscado 10 teorías en el mundo de los negocios, de la psicología, del márquetin, que pueden ayudarnos a resolverlos. Allá van, y espero que te sean útiles.

1. ¿Y SI PUDIERA ENCONTRAR MÁS TIEMPO PARA ESCRIBIR?: LA MATRIZ DE EISENHOWER


Creo que estarás de acuerdo conmigo en que el tiempo que dedicamos a escribir (como el tiempo que dedicamos a leer) es tiempo robado. Se lo quitamos a nuestro descanso, a nuestra familia, a nuestros momentos de comida, etc.  y en verdad tiene mucho que ver con nuestra organización de las tareas diarias.  No sé si sabes que uno de los personajes que ha arrastrado fama de ser un eficaz organizador de su tiempo fue el presidente de los Estados Unidos Eisenhower, y a él se debe una útil herramienta que ha tomado su nombre: La matriz de Eisenhower.

¿Qué es y cómo nos puede ayudar? Basada  en el concepto de que raramente lo más urgente es lo más importante,  se trata de una simple tabla donde diferenciamos lo importante de lo urgente. Yo acostumbro a rellenarla cada lunes a primera hora, después de haber listado las tareas de la semana. Te va a sorprender lo eficaz que es y cómo puede ayudarte a encontrar unos minutos de más cada día para dedicarte a escribir.

IMPORTANTE
Importante pero no urgente
Importante y urgente
Debes decidir cuándo lo harás

Escribir una nueva entrada de mi blog (el miércoles)

Debes hacerlo  de inmediato

Llamar al fontanero para solucionar la gotera (ahora mismo)



Ni importante ni urgente
Urgente pero no importante
Hazlo más tarde

Llevar la chaqueta al tinte por si la necesito (ya la llevaré, no me corre prisa. Meterlo en la lista de tareas del próximo lunes)

Delégaselo a alguien

Comprarme unas botas de agua (escribir un email a mi hermana Concha a ver si puede llegarse a la zapatería que hay debajo de su casa)

URGENTE


2. ¿Y SI LO DEJO TODO Y ME DEDICO SOLO A ESCRIBIR?: EL MODELO DE LA GOMA ELÁSTICA


Lo he oído muchas veces. Amigos y amigas que se han planteado tomarse un año de excedencia o directamente dejar de una vez por todas el trabajo que les amarga para dedicarse solamente a escribir. A escribir en serio. Durante ocho horas al día. Todos los días. Difícil decisión, ¿no?, y más como están las cosas. El riesgo es enorme porque nada nos garantiza que así alcancemos el éxito.

Hablando sobre este tema con una buena amiga que ya tiene dos títulos publicados pero a quien la fama no termina de llevar hasta las nueves, se me ocurrió aplicarle este nuevo modelo. Se llama  “La goma elástica” y se utiliza para resolver dilemas. Es tan sencillo como listar qué nos sujeta y qué tira de nosotros.  De esa manera tendrás ante ti toda la información necesaria para tomar una decisión. Después viene lo difícil, claro. Tomarla. Vamos a verlo con el ejemplo que trabajé con esta amiga y espero que te sea útil:

QUÉ TE SUJETA
QUÉ TIRA DE TI

La seguridad en el futuro.
El miedo a quedarme sin dinero.
Que nada me garantiza que así triunfaré.
Lo que diga mi entorno.
Que si fracaso no pueda volver a mi trabajo.


La escritura me hace sentir viva.
No me importaría bajar mi nivel de vida.
Quiero ayudar a los demás con mis libros de autoayuda.
En este momento, con mi vida actual, no soy feliz.
Tengo ahorros, pocos, pero podría estar un año sin trabajar.



3. ¿Y SI PUDIERA CONTROLAR LO QUE DICEN DE MÍ EN INTERNET?: EL MODELO DE LAS OPINIONES


Me temo que no es posible, por suerte la Red es un espacio abierto donde cada uno puede opinar libremente (a veces con bondad y otras con maldad) pero sí puedes gestionarlo. Por eso me parece interesante una herramienta utilizada en Comunicación que tiene por nombre “Modelo de opiniones”.  No consiste tanto en librarnos de las malas opiniones como en saber desarrollar un plan de actuación ante ellas… y también ante las buenas críticas, claro. Para empezar hay que diferenciar consejos de cumplidos. Y diferenciar una crítica de una sugerencia. Una vez que lo tengas  claro puedes sacarle el máximo partido. Valorar los consejos y aplicarlos en futuras obras. Puedes agradecer los cumplidos para mantener el vínculo afectivo con la gente que te lo agradece.  Tienes la posibilidad de evaluar las sugerencias para saber si son buenas o malas, si debes seguirlas o no. Y debes  gestionar las críticas atendiendo a si se basan en algo cierto de lo que tienes que aprender o en la mala fe, y por lo tanto debes ignorar o actuar en consecuencia. En definitiva decidir qué puedes seguir o qué debes ignorar. Veámoslo con un ejemplo:


CONSEJO
CUMPLIDO

He recibido un email de X donde me dice que le encanta mi novela pero que el final se resuelve demasiado deprisa.
(Es cierto. Tenerlo en cuenta para la próxima obra)


En Google Plus, acaban de escribir una nota sobre mi novela que me ha gustado muchísimo.
(No olvidarme agradecérselo cuanto antes)
CRÍTICA
SUGERENCIA

La crítica de mi novela en el blog X no la pone muy bien.
(Separar lo que puede ser cierto de lo que no. Aprovechar lo primero y olvidarme de lo segundo. No voy a replicar porque puede dar la impresión de que me justifico y no es así)

Me ha llegado un mensaje a Facebook de una lectora que cree que mi protagonista femenina ganaría si fuera más atractiva físicamente.
(Es cierto, pero no quiero personajes perfectos. Agradecérselo pero no seguir la sugerencia)



4. ¿Y SI ENVIARA MI NOVELA A TODAS LAS EDITORIALES QUE PUBLICAN ROMÁNTICA?: EL MODELO DE LA CAJA MORFOLÓGICA.


Para el carro. La razón principal por la que una novela es rechazada por una editorial es porque no se ajusta a su línea de edición. Muchas veces creemos que por el simple hecho de publicar novela romántica o histórica nuestra novela va a encajar en una editorial determinada. Nada más lejos de esto. Son muchos los factores que determinan una línea editorial (o sello) y nos toca a cada uno trabajar para descubrirlos ya que suelen ser el secretos (y bien guardados) de su éxito.

Para descubrirlos vamos a usar una herramienta que  utilizan las empresas en el diseño de productos y servicios y que tiene por nombre Caja Morfológica. Consiste en listar en un eje los parámetros que queremos evaluar, y en el otro las configuraciones resultantes. Nosotros vamos a utilizar como parámetros las características más habituales de una línea editorial y como configuración, por ejemplo, algunas editoriales que, con tu permiso, me voy a inventar.  Para hacerlo en serio debes hacer trabajo de campo, en Internet o en la librería, y comprobar cada uno de los parámetros. Una vez hecho analiza dónde encajaría tu novela, o qué deberías hacer con ella para que encajara en uno u otro sello.


Editorial Uno
Libros Dos
Ediciones Tres
Géneros que publica
Romántica
Romántica
Romántica
Nº medio de páginas
250
450
450
¿Publica autores en lengua hispana?
No
Qué temáticas trabaja
Contemporánea
Todos los subgéneros románticos
Fantasía y paranormal
¿Publican a autores noveles?
No
No
¿El perfil de sus personajes se parece al de mi novela?
No
¿El tono de sus publicaciones se parece al de mi novela?
Si
No

Una vez hecho el trabajo me doy cuenta de que mi novela solo encaja en la Editorial Libros Dos, pero que tengo que hacer cambios en el perfil de los personajes y en el tono de la obra para ajustarla perfectamente… ahora tengo que decidir si quiero hacerlo o no.

5. ¿Y SI MATO A MI PROTAGONISTA A MEDIADOS DE LA NOVELA?: EL MODELO DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS.


Hay veces que los personajes se salen de madre, toman vida propia y empiezan a hacer lo que les viene en gana.  Y no es que tú, como escritora, debas convertirte en una dictadora, pero debes cuidar que se comporten con coherencia según el plan trazado y que todos sus actos lleven a un fin que sea acorde con la trama que has diseñado.

Para que los personajes sean coherentes podemos aplicar una herramienta que se utiliza tanto en Empresa como en Psicología llamada Modelo de Resolución de Conflictos y  que nos ayuda a saber en todo momento el resultado que tendrá el comportamiento de nuestro personaje. Si te fijas bien, cuando nos enfrentamos a un conflicto (en nuestra vida diaria) solo hay seis formas de afrontarlo: escapar,  luchar, rendirse, eludir responsabilidades, alcanzar un acuerdo, o llegar a un consenso. Nada más.  Según como actúen así saldrán ganando o perdiendo. Nuestros protagonistas o quienes interactúen con ellos. ¿Cómo actuará ante una dificultad?  ¿Dónde lo identificas a él/ella y a su adversario?

COMPORTAMIENTO EMOCIONAL ANTE UN CONFLICTO
Huir
Luchar
Rendirse

Perder-perder
(Cuando un personaje huye del conflicto ambas partes salen perdiendo. No hay resolución)


Ganar-perder
(Cuando un personaje lucha para solventar conflicto tiene muchas posibilidades de ganar ante el otro)


Perder-ganar
(Cuando un personaje se rinde ante la complicación que acarrea solventar un conflicto se coloca en la posición de perder)

COMPORTAMIENTO RACIONAL ANTE UN CONFLICTO
Eludir responsabilidades
Alcanzar un acuerdo
Llegar a un consenso

Perder-perder
(Cuando el personaje elude su responsabilidad ante un conflicto ha perdido, y ha hecho que la otra parte pierda igualmente. Nadie sale ganando)


Ganar-perder / ganar-perder
(Cuando se alcanza un acuerdo ambas partes salen a la vez ganando y perdiendo. Ambas deben ceder algo para ganar algo)


Ganar-ganar
(Cuando dos personajes llegan a un consenso, ambas partes ganan)

Espero que estas cinco primeras herramientas te hayan sido útiles. La semana próxima, las otras cinco.